Provincia de Río Negro, Argentina

La Provincia de Río Negro se encuentra ubicada en el sur de la República Argentina, en la región denominada como Patagonia Norte (junto a las provincias argentinas de Neuquén y La Pampa).
La provincia limita al norte con la Provincia de La Pampa; al oeste con la Provincia de Neuquén y Cordillera de los Andes de por medio, con la región de Los Lagos (Chile); al este con el Océano Atlántico y el sur de la Provincia de Buenos Aires, y al sur con la Provincia de Chubut.

El relieve, el clima y las características de los cursos de agua, determinan en Río Negro, paisajes y formas de vida singulares para cada región dentro de esta provincia.

En el oeste las montañas dominan el paisaje, con grandes lagos y bosques espesos. El río Negro, es el curso de agua más importante de la provincia, desde su nacimiento en la unión de los ríos Limay y Neuquén, hasta la desembocadura en el Océano Atlántico, recorre casi 700 km, dando vida a ciudades emprendedoras y con un desarrollo creciente de sus propuestas culturales. Su cuenca es la más grande dentro del territorio argentino, y es el segundo río en el país por su caudal.

Las Mesetas ocupan la mayor parte de los 200.000 kilómetros cuadrados de territorio provincial, y se escalonan desde la costa hacia la Cordillera. Debido a la acción del viento, la lluvia, y otros factores de erosión, se multiplican las formas del relieve: perfiles de sierras, cerros aislados, profundas depresiones, verdes mallines. En ese paisaje árido, barrido por el viento aparecen ríos, arroyos y lagunas; fauna autóctona, especies endémicas, pueblos ferroviarios, y una mezcla de productos originados por culturas de muy diverso origen.
El territorio rionegrino tiene, además, 400km de costa sobre el Océano Atlántico. Hay playas extensas con poco declive, áreas de altos acantilados, restingas, playas de conchillas, villas marítimas, áreas naturales protegidas, fauna marina, y la ciudad más antigua de la Patagonia. Viedma.

El Parque Nacional Nahuel Huapi se constituye como el atractivo principal de la provincia, junto a la ciudad de San Carlos de Bariloche, el centro turístico más importante de la Patagonia. El centro invernal Cerro Catedral y sus 120 km de pistas, el río Manso, El Bolsón, el Bosque Petrificado de Valcheta, el Expreso Patagónico, la Ruta del Vino, el Dique Ballester y las calurosas playas de Las Grutas y Playas Doradas, se destacan entre los atactivos más importantes de la provincia.
Su proximidad geográfica permite a la provincia de Río Negro vincularse permanentemente con la provincia de Neuquén, ya que Bariloche se ha transformado en la puerta de ingreso a la región patagónica. De esta forma el vinculo por intermedio del Circuito de Los Lagos y la Ruta Nacional 40 es la via principal de acceso desde el noroeste; por lo pronto la Ruta Nacional 3 hace lo propio por el este, siendo el nexo principal con la provincia de Buenos Aires.

La provincia dispone de 2 aeropuertos que dan acceso vía aérea desde diversos puntos del país. Uno de ellos internacional, ubicado en la ciudad de San Carlos de Bariloche, y el otro de cabotaje, ubicado en la ciudad de Viedma.